Fundación Florecer Down

1 de Septiembre, 2011

Niña con Síndrome de Down en piscina de pelotas

“... a medio día tengo hora con el médico, quien me va a tomar la ecografía especial de las 14 semanas. Estoy en el trabajo y con mis colegas apostamos si va a ser hombrecito o niñita. Me gusta la idea de un varón, ya tenemos una hermosa hija de 1 año.

Ya acostada en la camilla, acompañada de mi marido, noto un extraño ambiente en la consulta; el doctor muy callado y con el ceño fruncido... yo me siento muy nerviosa.

Sin saber nada aún, me salen lágrimas. Luego de mucha espera, me pide que me levante y que me vista, que necesita conversar conmigo.  Una vez sentada, transpiro helado, no logro respirar.  El médico muy amable, y con toda la cautela que amerita, me informa que mi hijo tiene altas probabilidades de tener Síndrome de Down debido a diversas señales que él observó en la ecografía. Sólo sé que en ese momento mi cuerpo se transporta de ese lugar, no recuerdo nada más; por suerte, mi esposo es un hombre muy sereno y sin él creo que hubiese salido escapando. 

A las 16 semanas me realizo una amniocéntesis, que al mes confirma el pronóstico, tenía Síndrome de Down….. y de ahí una historia muy especial”

Nuestra historia 

2013-2014

Niña con Síndrome de Down de la Escuela Especial Diferencial Florecer de Talcahuano

Comenzamos este reseña con la historia personal de nuestra fundadora, Carolina Ruiz Quiroz, porque esta Fundación, nace de su vivencia, a partir del nacimiento de su hija Florencia Esperanza, quien hoy día ya tiene 8 años y asiste a una escuela regular.

A partir de su necesidad de madre, y de lo que significa tener un hijo con necesidades educativas especiales,  y la falta de un Centro de Estimulación Temprana (Escuela Especial) para niños con Síndrome de Down en la comuna de Talcahuano, es que Carolina decide, junto a su marido, crear la Fundación Florecer Down. 

 

Dentro de la comuna no había ningún centro educativo para primera infancia, por lo que muchas familias debían trasladarse a la comuna de Concepción y/o San Pedro de la Paz para que sus hijos recibieran atención temprana y las terapias necesarias para su progreso.  Pero a partir de la creación de la Escuela Florecer, todo fue más fácil, ya que padres y niños disminuyeron sus tiempos de traslado y contaron con un equipo competente que les ayudaría a progresar en sus aprendizajes y desarrollar mejor sus habilidades. 

La Fundación se crea el año 2013 y la Escuela comienza su funcionamiento el día 4 de marzo del 2014. 

Hoy en día...

2020

Niña con Síndrome de Down, parte de muestra fotográfica Ojos que ven, Corazón que siente

La Fundación Florecer Down, colabora con la Corporación Educacional  Florecer, que tiene la figura de colaborador del Estado en la labor educativa, y por ende administra los recursos entregados por el MINEDUC (Ministerio de Educación), correspondiente a subvención escolar. La subvención escolar, permite que la escuela funcione, que contrate profesionales que se desempeñen en pos del desarrollo de los estudiantes del establecimiento y mantener las instalaciones que hoy ocupamos.

Por otra parte, la Fundación Florecer Down, recauda y aporta fondos provenientes de los socios, con el fin de mejorar el aporte del Estado.  

La Fundación y sus profesionales, se han hecho acreedores de varios proyectos que han permitido mejorar tanto la dotación profesional, como la adquisición de implementos de estimulación tanto física como sensorial.  

Hoy en día, no sólo se educa a niños con Síndrome de Down, sino que también se han incorporado niños con otras condiciones, tales como síndromes genéticos, parálisis cerebral, trastorno del espectro autista, síndromes metabólicos, entre otros.